¿Porque vacunar?

Las vacunas son una herramienta valiosa al momento de prevenir ciertas enfermedades, las que en nuestras mascotas pueden llegar a ser mortales.

En el caso de los perros, los cachorros están protegidos por las defensas que recibieron de su madre a través del calostro (inmunidad pasiva), la cual va disminuyendo a medida que pasan los días, siendo necesario comenzar con las vacunas a los 45 días de nacidos, para que así ellos puedan fabricar sus propias defensas (inmunidad activa).

La cantidad de refuerzos dependerá de cada caso en particular para lo que hay que tener en cuenta: número de cachorros de la camada; si tomó o no calostro (algunos perritos quedan huérfanos al momento del parto, o peor aún, personas inescrupulosas los separan de su mamá recién nacidos) o estado inmunológico de la mamá. 

En el caso de los gatitos los tiempos de vacunación son similares, se debe comenzar  entre las 6 a 8 semanas de vida con la primera vacunación, seguida de sus refuerzos.

La cantidad de refuerzos, cuando, con qué, y si tu mascota está  o no en condiciones de ser vacunada lo debe decidir tu  médico veterinario, ya que es el único profesional capacitado para ello.


image-1572897-85d80108-fdf2-49f8-a873-91de3a93bf8c.jpg